domingo, 31 de marzo de 2013

PRIMERAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA POR SEBASTIÁN ROA





Por Sebastián Roa

Gran éxito de las primeras Jornadas de Novela Histórica deGranada, organizadas por Blas Malo y coordinadas por Ana Morilla y Carolina Molina. El tema, cómo no, al-Ándalus. La Biblioteca de Andalucía presta a colaborar con las obras de los autores invitados, un público que abarrotó la sala Val de Omar a pesar de la lluvia, firmas a los lectores entre mesa y mesa, debate por los pasillos y buen ambiente general. 
PRIMERAS JORNADAS DE NOVELA HISTORICA EN GRANADA

La nota dominante fue la hospitalidad y, si bien nada se dejó a la improvisación, Carolina, Ana y Blas supieron torear los imprevistos. Tanto el sábado como el domingo, la cafetería Bib-Rambla agasajó a los ponentes con un desayuno-tertulia que, entre churros, porras, cafés con leche y chascarrillos literarios, servía como preámbulo para cada jornada.
La mesa inaugural contó con los tres organizadores ya citados más el director de la Biblioteca de Andalucía, Javier Álvarez, y la delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Ana Gámez. A destacar en esta mesa la confesión de Blas Malo: las jornadas granadinas habían nacido por envidia de otras ciudades que contaban con sus respectivos eventos. En las horas siguientes se confirmaría que Granada debe pasar ahora a ser la envidiada.

Pero había que meterse en harina y llegó la primera mesa, moderada por el propio Blas y completada por los autores Miguel Ángel Cáliz(Horas para Wallada), Sebastián Roa (La loba de al-Ándalus) y Teo Palacios (La predicción del astrólogo). El tema de la mesa: al-Ándalus, tierra de narradores y poetas. Cada autor habló de los diversos escenarios que en sus novelas nos hacen evocar los versos andalusíes. Hubo debate con el público acerca de las licencias históricas y la forma de estructurar el trabajo de novelar. A destacar en esta mesa: el buen humor y la fluidez en la comunicación entre autores y público.

La segunda mesa estaba presidida por Carolina Molina y compuesta por Blas Malo (El esclavo de la Al-Hamrá), Javier Guillén, apasionado experto en jardines andalusíes, y Juan Manuel Martín, que nos habló de los encuentros y desencuentros entre el arte musulmán y cristiano. Y es que esta mesa estaba dedicada a al-Ándalus: la construcción de un sueño. Los retazos de historia desfilaron entre las descripciones arquitectónicas de la Alhambra y los arriates salpicados de flores. Si algo destacó en esta mesa, fue sin duda el entusiasmo de los ponentes, auténticos enamorados del arte andalusí.
Terminó la sesión mañanera y hubo comida (excepcional) en el restaurante-asador Centro de Granada, en plena plaza Bibarrambla. Allí se alargaron los debates, como es habitual en estos casos, hasta que, sorprendidos por lo rápido que pasa el tiempo cuando se está a gusto, hubo que volver a la Biblioteca de Andalucía.


La única mesa de la tarde estaba dedicada a Granada y la novela histórica actual. La moderó Ana Morilla y estuvo compuesta por Carolina Molina (Noches en Bib-Rambla y otras), Miguel Ángel del Arco, editor de Comares, en nombre del desaparecido Felipe Romero (El segundo hijo del mercader de seda) y José Luis Gastón (La muladí). Empezó como un rendido homenaje de Carolina a Granada como tema universal de la novela histórica y siguió con un emotivo recuerdo de Miguel Ángel a la obra de Felipe Romero; luego decayó un poco mientras varios oyentes y uno de los ponentes se enzarzaban en un debate muy fatuo, algo excluyente y poco literario. A destacar la oportuna y apasionada intervención de la cantante marroquí Amina Alaoui, presente entre el público, que nos devolvió a todos al ambiente andalusí que debía dominar las jornadas.

Y para regresar a la lucidez, esta primera jornada se cerró con la actuación de Verso Vivace. Poesía y música andalusí y cristiana en muy buena y emocionante armonía. Acto seguido partimos hacia el restaurante Ruta del Azafrán, en plena Carrera del Darro y con unas vistas impresionantes de la Alhambra nocturna. No creo que hubiera nadie capaz de terminárselo todo ni de decir qué plato fue el más exquisito.

El domingo se bautizó con la cuarta mesa, dedicada a los detalles en la escritura de la novela histórica. Guiados por Blas Malo, los sevillanosFrancisco Gallardo (La última noche) y Manuel Sánchez-Sevilla (El enigma de las seis copas) se encargaron de pasearnos por sus respectivas experiencias al afrontar la aventura de crear ficción histórica. De nuevo se retomó el debate con el público acerca de la estructura de la novela, y se incidió en el papel de los médicos musulmanes y en su reflejo tanto cronístico como narrativo. A destacar una vez más la interacción entre autores y oyentes, que era uno de los objetivos prioritarios de estas jornadas.

La última mesa fue filológica. La moderó Carolina Molina y se contó con las lúcidas ponencias de Ana Morilla y Remedios Sánchez. Ambas se encargaron de diseccionar el concepto de novela histórica, intentaron acotar el género y nos ilustraron con toda una serie de obras fundamentales para entender la novela histórica tanto en general como por los derroteros que sigue en la actualidad. Incluso hubo una lista de lecturas básicas para todo aquel que pretenda embarcarse en esta locura de ficcionar la historia. Como colofón, toda una reivindicación sobre el sistema educativo actual, tan ineficaz a la hora de sacar talentos narrativos como de crear lectores. A destacar la soltura de ambas ponentes, el amplio dominio del tema y su facilidad a la hora de transmitir. 

Y al igual que el sábado, el domingo nos trajo otra bonita actuación. El grupo de danza oriental Al-Farashat distribuyó arte desde el escenario con sus bailes andalusíes y la simpatía de sus cuatro componentes. Tras las rondas de aplausos, los tres gurús de estas jornadas comparecieron para clausurar el evento y quedar muy, pero que muy bien.

De matrícula de honor: la hospitalidad de nuestros anfitriones, que estuvieron al quite y que de forma previa a las propias jornadas cargaron sobre sus hombros un ingente trabajo de organización. Y sobre todo supieron llevar a buen fin una aventura con la que nadie —y repito: nadie— se había atrevido en Granada.
De suspenso: la nula presencia de y en los medios de comunicación convencionales (no así otros, como la revista digital La espada en la tinta, que no se perdió ni una mesa) a pesar de que dichos medios habían sido oportunamente avisados. El fin de semana, la noticia estrella de los diarios granadinos era el macrobotellón que se había celebrado el viernes en la ciudad. Ni una sola columnita perdida para las jornadas.

viernes, 22 de marzo de 2013

INAUGURACION DE LAS JORNADAS


Con una gran asistencia de público, las Primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada abren una vía inexistente en la ciudad: la promoción y proyección de la novela histórica en la ciudad de Granada. La Biblioteca de Andalucía que acogió a cientos de personas de diferentes círculos culturales, dio ejemplo, nuevamente, de compromiso con el mundo de las letras.
La inauguración contó con Javier Álvarez, director de la Biblioteca y Ana Gámez, delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Blas Malo, director de las jornadas y con ambas coordinadoras de las mismas, Carolina Molina y Ana Morilla.
Granada necesita de este tipo de proyectos, de hecho, el propio director de las jornadas, Blas Malo, confesó que las jornadas parten de la “envidia” que inspiran otras provincias, pioneras en encuentros con lectores, jornadas y congresos, que impulsan la novela histórica, uno de los géneros más leídos.
Las bibliotecas municipales, y provinciales en Granada han contribuido a través de sus clubs de lectura y rutas literarias al acercamiento de la literatura histórica, que tiene la virtud de tener siempre a la ciudad como personaje y así pues hacerla viva. Tanto bibliotecas como clubs de lectura saben lo importante que es exportar la literatura de Granada, riquísima y de alta calidad, a otras provincias, tomar lo mejor de ellas y actuar bajo la colaboración desinteresada, sin más finalidad que el fomento a la lectura.
Todas las expectativas que se pretendían cumplir con las Jornadas de Novela Histórica se han superado. Gracias, en su gran medida, al propio lector que ha promovido por medios digitales la celebración de las mismas. Queda aún convencer a la prensa escrita de Granada de la importancia de este tipo de actos, que sin respaldo económico ni político, son y deben ser en estos tiempos confusos de crisis y desgana intelectual, el acicate para reivindicar esos magníficos valores granadinos, nuestra cultura, que fue ejemplo a seguir en siglos atrás.
También es indispensable contar con colaboradores y patrocinadores granadinos o no, que presten su imagen a las jornadas y de los cuales ha habido una amplia representación en 2013.
Las Jornadas de Novela Histórica continuarán en el tiempo. Las propuestas para 2014 son amplias y pretenden, bajo el título de Narradoras y Narradas vincularse con el universo femenino a través de sus autoras y de los autores que tomaron como personajes a mujeres. Se pondrá atención especial a los autores y autoras granadinas porque estas jornadas y las venideras se realizan por y para Granada.

miércoles, 20 de marzo de 2013

DEL BLOG "JÓVENES INQUIETUDES".

CLAUSURA



De izquierda a derecha: Teo Palacios, Blas Malo, Miguel Ángel Cáliz y Sebastián Roa

Blas Malo

Carolina Molina
Javier Guillén Berrendero

Juan Manuel Martín García.
                                                   


Ana Morilla

Miguel Ángel del Arco

Francisco Gallardo

Manuel Sánchez Sevilla

Remedios Sánchez

Expositor de libros de la Librería Babel

Junto al grupo Verso Vivace

Frente al restaurante La ruta del Azafrán junto a Pilar Sánchez (editora de Dauro) y Ángel Olgoso

José Luis Gastón Morata

Nuestros soldados andalusíes

GRAN ASISTENCIA DE PÚBLICO EN LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA.

VITRINAS CON EXPOSICIÓN DE LIBROS SOBRE NOVELA HISTÓRICA

AL-FARASHAT DANZA ORIENTAL. UN FINAL DE LUJO

ANA MORILLA EN SU INTERVENCIÓN

FRANCISCO GALLARDO EN LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA.

CAROLINA MOLINA EN LAS JORNADAS DE NOVELA HISTORICA

video

AUTORES QUE HAN DEDICADO TODA SU OBRA A GRANADA: GASTÓN MORATA, FELIPE ROMERO (REPRESENTADO POR M.A. DEL ARCO) Y CAROLINA MOLINA

video

BLAS MALO. MESA "LOS CONSTRUCTORES DE UN SUEÑO"

video

TEO PALACIOS. JORNADAS DE NOVELA HISTORICA DE GRANADA

video

SEBASTIÁN ROA. INTERVENCIÓN EN LAS JORNADAS

video

FRAGMENTO DE LA ACTUACIÓN DE VERSO VIVACE

video

TEO PALACIOS HABLA DE LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA EN GRANADA


ARTÍCULO DE JESUS CANO, EDITOR Y ESCRITOR




Su tema central era la novela sobre al Andalus, por lo que el autor de "La celda de seda", obra a que está dedicado este blog no podía faltar. No conocía a sus organizadores (honestamente), pero la cosa tenía buena pinta así que me fui para allá, tanto por interés como por razones de trabajo. Se celebraban en la sala Valdelomar de la Biblioteca de Andalucía, en Granada, los días 16 y 17 de marzo pasados. He de decir que no estuve en todas las sesiones pero sí vi lo suficiente como para hacer una valoración.
Y esa valoración (sinceramente) es muy positiva. Hubo valiosas contribuciones de parte de todas y todos los ponentes a los que escuché. Hubo debate y participación del público, de modo que, y en eso los organizadores han de estar orgullosos, siempre se sobrepasó la hora. Me gustó la buena voluntad de los autores a la hora de compartir sus experiencias y revelar algunas de las claves de su estilo, su forma de escribir, su manera de concebir la novela histórica; hubo debate, a veces acalorado, lo que siempre es positivo (¿qué sería de un encuentro de editores sin algo de eso?); referencias a temas transversales, como la novela como herramienta didáctica o la difusión de la lectura como herramienta de crecimiento social, y también hubo espectáculos paralelos, música y poesía, danza y mucha animación y buen ambiente.


Y, respecto al ambiente, no puede calificarse sino de magnífico. Yo, que me suelo encontrarme incómodo en eventos como éste, donde no conoces a nadie y temes que tus opiniones tropiecen con el reproche silencioso de voces demasiado autorizadas, me encontré muy cómodo, sospecho que como el resto de los asistentes. Y una cosa que no se me puede olvidar es decir que estas jornadas fueron posibles gracias al apoyo de algunas empresas y casi sin ayuda oficial, salvo la prestada por la Biblioteca de Andalucía, por culpa de los dichosos recortes, me temo. Para más información sobre estas jornadas y sobre su desarrollo, remito al blog de las mismas y a su página de Facebook.
Por todo ello, animo a los organizadores (los escritores Blas Malo, Ana Morilla y Carolina Molina) a que lleven a buen puerto la segunda edición para el año que viene, que estará dedicada, según se dijo, a mujeres novelistas. ¿Por qué no? A fin de cuentas, las organizadoras son dos de tres. 
Enhorabuena y lo dicho, a seguir.

La novelista Carolina Molina, con su u novela de tema andalusí.

REFLEXIONES SOBRE LAS JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA (JAVIER GUILLÉN)


            Las I Jornadas de Novela Histórica de Granada han sido un punto de inflexión en la vida cultural de la ciudad. Hacían falta, al igual que las lluvias en un terreno seco.
            Se podría hablar de la "Generación del 2013" en lo referente a la novela histórica, al darse cita en una ciudad histórica una serie de autores y autoras con un catálogo muy amplio de obras. Granada, al igual que Sevilla (año 1927) han sido las catalizadoras de ese milagro, en la segunda, los poetas; en la primera, los narradores y narradoras.
            La elección del lugar, la Biblioteca de Andalucía, la mejor, al estar todos y todas arropados por libros. Las diferentes mesas, igualmente acertadas, tratando desde el proceso creativo, la actualidad editorial, la siempre complicada definición de novela histórica, y todo ello embellecido con la poesía, música y danza en árabe, que nos ha transportado a los paisajes y jardines de al-Ándalus.
            Otro aspecto más que positivo, las futuras actas, a través de la Biblioteca Virtual de la Junta de Andalucía.
            Los autores, un lujo, al hablarnos de sus métodos de trabajo, de su visión del concepto de novela histórica e Historia. Ahora, nos toca a todos y todas leer sus obras, viajando a unos espacios y tiempos con sus formas, aromas, sonidos...
            Respecto a los ponentes, soy el menos indicado, máxime al ser uno de ellos, y haber querido mostrar el maravillo mundo del arte del jardín andalusí, hispanoárabe o hispanomusulmán en unos pocos minutos, con el consiguiente nerviosismo, que espero sepan disculpar. Espero (estoy seguro) que entre los asistentes (autores, ponentes y público) se escriba más sobre el arte del jardín, arte que te atrapa y siempre te regala más y más.
            Juan Manuel Martín García estuvo fantástico, aportando, de forma didáctica el cambio que experimento el entorno alambreño, después de la llegada de una nueva dinastía, una nueva religión.
            Lo malo, MUY CORTAS, y la escasa presencia de los llamados grandes medios de comunicación, aunque los integrantes (una historiadora del arte y un filólogo) de una revista digital granadina han paliado esa ausencia.
Sólamente decir, gracias a todos los organizadores, patrocinadores, autores y autoras, ponentes y, sobre todo, al público, donde había jóvenes promesas (sí, niñas y niños, jóvenes entusiastas de la Literatura de la Historia, del Arte, de las HUMANIDADES, en definitiva, las grandes generadoras de la libertad del Homo sapiens.
            Esperamos las próximas jornadas.

lunes, 18 de marzo de 2013

Novela negra con lunares Blog de literatura negra y géneros afines (historia, arte, filosofía, crítica literaria).

Nuestro agradecimiento a: http://lunaresnegros.blogspot.com.es/2013/03/dos-dias-historicos.html


Ayer se clausuraron las primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada, que han contado con un notable éxito de público y una calidad extraordinaria en sus ponentes. El sábado por la tarde la escritora Carolina Molina habló de su trayectoria como novelista, señalando su especial vinculación con la ciudad de Granada, presente en buena parte de su obra novelística (así en su última novela "Noches en Bib-Rambla", donde se narra una historia que toma como telón de fondo la destrucción patrimonial que sufrió la ciudad en el siglo XIX). La autora dice que se percató de la falta de novelas que tomasen como marco la Granada decimonónica y precisamente en esta centuria ha centrado su trilogía de la que también forma parte "Guardianes de la Alhambra". De otros períodos históricos, especialmente de la Granada nazarí, sí hay una espléndida nómina de novelas, y ella misma ha escrito "Noches del Albaicín " (ambientada en la Granada del siglo XIV) y "La luna sobre la Sabika" (novela didáctica que trata sobre diversos aspectos de la cultura hispanomusulmana). Carolina Molina habló también del tema de Granada, que algunos entienden como algo localista y poco comercial desde el punto de vista editorial, así como de los requisitos para que una novela pueda ser considerada como histórica. De acuerdo con el escritor José María Merino, señaló que toda novela que quiera ser tenida por tal ha de tener una cronología precisa y un lugar concreto; ha de conllevar una recreación histórica y un lenguaje acorde con el período, para lo cual es preciso un trabajo previo de documentación. Pero una novela histórica, señaló, es ante todo una novela. Una trama en la que se desenvuelven unos personajes. Y señaló al respecto que muchas veces le preguntan sobre aspectos históricos de sus novelas, pero rara vez sobre sus personajes. Cuando son esos personajes que el autor crea y a los que a veces toma cariño, la razón de ser de la escritura. La novela historica es, remachó, "fundamentalmente novela". (El tema de si tiene una función didáctica, si la novela histórica es capaz de enseñar historia es un tema que reaparecería a lo largo de las jornadas con especial insistencia). En la fotografía, de izquierda a derecha, Ana Morilla y Carolina Molina, coordinadoras ambas del evento.http://lunaresnegros.blogspot.com.es/2013/03/dos-dias-historicos.html

GRANADA SE VUELCA EN LAS PRIMERAS JORNADAS DE NOVELA HISTORICA


Con una gran asistencia de público, las Primeras Jornadas de Novela Histórica de Granada abren una vía inexistente en la ciudad: la promoción y proyección de la novela histórica en la ciudad de Granada. La Biblioteca de Andalucía que acogió a cientos de personas de diferentes círculos culturales, dio ejemplo, nuevamente, de compromiso con el mundo de las letras.
La inauguración contó con Javier Álvarez, director de la Biblioteca y Ana Gámez, delegada territorial de Educación, Cultura y Deporte, Blas Malo, director de las jornadas y con ambas coordinadoras de las mismas, Carolina Molina y Ana Morilla.
Granada necesita de este tipo de proyectos, de hecho, el propio director de las jornadas, Blas Malo, confesó que las jornadas parten de la “envidia” que inspiran otras provincias, pioneras en encuentros con lectores, jornadas y congresos, que impulsan la novela histórica, uno de los géneros más leídos.
Las bibliotecas municipales, y provinciales en Granada han contribuido a través de sus clubs de lectura y rutas literarias al acercamiento de la literatura histórica, que tiene la virtud de tener siempre a la ciudad como personaje y así pues hacerla viva. Tanto bibliotecas como clubs de lectura saben lo importante que es exportar la literatura de Granada, riquísima y de alta calidad, a otras provincias, tomar lo mejor de ellas y actuar bajo la colaboración desinteresada, sin más finalidad que el fomento a la lectura.
Todas las expectativas que se pretendían cumplir con las Jornadas de Novela Histórica se han superado. Gracias, en su gran medida, al propio lector que ha promovido por medios digitales la celebración de las mismas. Queda aún convencer a la prensa escrita de Granada de la importancia de este tipo de actos, que sin respaldo económico ni político, son y deben ser en estos tiempos confusos de crisis y desgana intelectual, el acicate para reivindicar esos magníficos valores granadinos, nuestra cultura, que fue ejemplo a seguir en siglos atrás.
También es indispensable contar con colaboradores y patrocinadores granadinos o no, que presten su imagen a las jornadas y de los cuales ha habido una amplia representación en 2013.
Las Jornadas de Novela Histórica continuarán en el tiempo. Las propuestas para 2014 son amplias y pretenden, bajo el título de Narradoras y Narradas vincularse con el universo femenino a través de sus autoras y de los autores que tomaron como personajes a mujeres. Se pondrá atención especial a los autores y autoras granadinas porque estas jornadas y las venideras se realizan por y para Granada.

domingo, 3 de marzo de 2013

MELCHOR SÁIZ-PARDO HABLA DE LAS JORNADAS


La novela histórica
Un servidor va a pasar esta mañana de machacarle a usted, querido lector, mientras se toma el desayuno. Así que, tranquilo, que no voy a hablar de Luis Bárcenas, que ha demandado al PP por "despido improcedente" (¡Cómo se las gasta el señor!). Ni les voy a repetir por qué Carmen Chacón se ha ausentado de la votación en la que los sociatas catalanes apoyaban el derecho a decidir. ¿Quiere ser la primera presidenta de la España inmortal?. Tampoco del papa  Benedicto XVI que está punto de pasar a la historia. Ni, por supuestísimo, de 'Il Cavaliere',  que  volverá a hacer la política transalpina  ingobernable. ¿Qué brebaje misterioso les das, Silvio, a los italianos para que te voten?. No, esta mañana, voy  a hablar de una muy reciente novela histórica, muy granaína, de un escritor tan vinculado a Granada, como es José Vicente Pascual, titulada 'La Hermandad de la Nieve' y que un servidor está comenzando a leer.  Cuenta la saga familiar de "los neveros", el entrañable gremio granadino dedicado al oficio del hielo y de transportar nieve desde las alturas del Mulhacén a Granada. Ya advierte el autor que 'La hermandad de la Nieve'no es una historia de grandes héroes, reyes, conquistadores y príncipes. Son simples hombres y mujeres que ganarán su fortuna mediante un duro trabajo en lucha con la montaña y sus nieves perpetuas... Y a propósito de esta gran novela histórica, quiero contarle también, lector amigo, que precisamente el fin de semana de los próximos días 16 y 17 de marzo se van a celebrar en Granada, en la biblioteca de Andalucía, las 'Primeras Jornadas de Novela Histórica' que dirigirá Blas Malo y que serán coordinadas por Carolina Molina y Ana Morilla. Van a intervenir como ponentes, además de los escritores mencionados, otros autores como Teo Palacios, Sebastián Roa, Miguel Ángel Cáliz, Gastón Morata, Francisco Gallardo, Manuel Sánchez Sevilla y los profesores Remedios Sánchez, Juan Manuel Martín y Javier Guillén. También participará el editor de Felipe Romero, el inolvidable autor de aquella magistral novela histórica: 'El segundo hijo del mercader de sedas'. Actuará la asociación cultural 'Verso Vivace' y el grupo de danza oriental Al-Farashat. Estas jornadas prometen ser un éxito por la categoría de sus ponentes y porque, además, se celebran en Granada, donde hay tantos y tan buenos lectores y autores de novela histórica de calidad.



Damos las gracias a Melchor Sáiz-Pardo por su apoyo a las jornadas y animamos a leer la reciente novela del amigo José Vicente Pascual, un indispensable del panorama granadino y nacional.

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA

JORNADAS DE NOVELA HISTÓRICA DE GRANADA